La regulación ha sido un punto de discusión importante en la esfera de la criptomoneda en 2018; principalmente debido a la monumental criptomanía en 2017.

Esto ha pasado a un primer plano en Europa, después de que el Grupo de Acción Financiera Internacional sobre Blanqueo de Capitales (GAFI) actualizara su política sobre criptomonedas en Octubre, que fue establecida inicialmente el pasado 2015.

Para entender las implicaciones de estas directrices renovadas, es necesario entender el papel del GAFI y su participación en la regulación de las criptomonedas.

El GAFI y las criptos

El GAFI, creado en 1989 por el G7, es responsable de crear medidas legales, reglamentarias y operativas para prevenir el lavado de dinero en Europa y en todo el mundo. Desde su creación, el ente ha elaborado una serie de recomendaciones que se consideran la norma internacional para la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación de actividades delictivas.

Un aumento masivo de inversores que buscan ganar publicidad mediante el comercio de criptomonedas en bolsas en todo el mundo, ha llevado a los gobiernos y los organismos de regulación financiera a tener que proporcionar marcos jurídicos claros y directrices para los que operan en el espacio.

Naturalmente, esto ha tomado diferentes formas y maneras en diferentes regiones del mundo. Hemos visto posturas de línea dura, sin cifrado, de países como China, mientras que una nación como Malta ha adoptado una actitud a favor de las criptos que bien podría convertirla en un destino líder para que prosperen los negocios de criptomonedas y relacionados con blockchain.

En ese sentido, la organización GAFI publicó en 2015 una guía de “enfoque basado en el riesgo” para las criptomonedas, que tenía por objeto ayudar a los países a desarrollar procesos de regulación para gestionar el riesgo potencial de que las divisas digitales se utilicen para el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo.

En la actualidad, 35 países on miembros del GAFI, y muchos de ellos están situados como centros financieros en todo el mundo.

Los países europeos constituyen un gran porcentaje de los Estados miembros, incluyendo el Reino Unido, Turquía, Suiza, Suecia, España, Noruega, Países Bajos, Luxemburgo, Italia, Irlanda, Islandia, Grecia, Alemania, Francia, Finlandia, Dinamarca, Bélgica y Austria.

Teniendo esto presete, las recomendaciones del GAFI sobre la regulación de las criptomonedas para abordar las preocupaciones ALD son específicamente importantes para el continente.

Financial Action Task Force

Europa hace llamados por claridad

A partir de octubre de 2018, ha implementado algunos cambios a sus recomendaciones originales de hace tres años, que se aplican a las actividades financieras relacionadas con las criptomonedas. Esto ha sido en gran medida una respuesta a las peticiones de claridad sobre las actividades a las que se aplican las directrices del GAFI.

En relación con las criptomonedas, se han enmendado las normas del GAFI relativas a una respuesta basada en el riesgo a la lucha contra el blanqueo de capitales (ALD) y la lucha contra la financiación del terrorismo (CFT), a fin de abordar las preocupaciones sobre el uso de las actividades financieras con criptomonedas.

Se espera que las bolsas,  proveedores de monederos y de servicios financieros de las ICOs estén sujetos a las regulaciones ALD/CFT. Esto debe hacerse otorgando licencias, registrando o monitoreando a estas entidades para asegurar que cumplan con las regulaciones existentes.

Esto sigue lineamientos similares que han sido implementados en Corea del Sur, donde se ha prohibido el comercio anónimo y se están implementando lineamientos más estrictos para las bolsas, incluyendo el uso de requisitos ALD/CFT, así como requisitos de Conozca a su Cliente (CSC).

finales de octubre, el Servicio Federal de Supervisión Financiera de la Federación Rusa instó a los miembros del GAFI a implementar estos cambios. El servicio ruso quiere establecer reglas para controlar las transacciones en criptos de 600 000 rublos o más (unos $9 120).

En el contexto de Rusia, no existen regulaciones oficiales que rijan el uso y comercio de criptomonedas, aunque está en preparación un proyecto de ley.

Esto aparentemente pone en perspectiva las recomendaciones del GAFI, ya que parecen ser el único estándar real al que los diferentes países pueden recurrir para tratar el tema de las criptomonedas desde una perspectiva amplia.

Justo un día antes de que el GAFI publicara sus recomendaciones más recientes, la Asociación de Mercados de Capitales y Tecnología (CMTA), con sede en Suiza, publicó sus propios estándares ALD actualizados para activos digitales y tecnologías de registros distribuidos (DLT).

El documento describe las normas de cumplimiento para los emisores de activos virtuales, las directrices para la clasificación de las ofertas iniciales de monedas (ICOs) así como las instrucciones para los bancos, los agentes de valores y otras instituciones financieras que deseen participar en proyectos basados en criptomonedas o blockchain.

En septiembre se emitió un informe belga que pedía la regulación de las criptomonedas y las ICOs a nivel europeo. Éstas estaban dirigidas a gestionar los riesgos potenciales y desarrollar el uso de la tecnología blockchain.

La Unión Europea ya ha dejado claro que trabajará en la clasificación y gestión de criptomoneda durante los próximos 12 meses, según el Vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. Una vez más, una preocupación apremiante es la amenaza del blanqueo de dinero y el fraude.

Existen riesgos; Grupo de trabajo del Reino Unido para criptoactivos

Si bien el GAFI ha proporcionado directrices generales a seguir por la comunidad internacional, el Reino Unido. ha hecho sus propios deberes sobre el sector, además de ser miembro del grupo.

En marzo de 2018, un Grupo de Trabajo sobre criptoactivos fue establecido por el Tesoro de Su Majestad, la Autoridad de Conducta Financiera y el Banco de Inglaterra. Esto ha culminado en un informe final, que fue publicado a finales de octubre.

El informe sostiene que se pueden obtener múltiples beneficios de la tecnología blockchain, descrita en el informe como tecnología de registro distribuido. Sin embargo, mantiene un aire de negatividad y escepticismo hacia las criptomonedas:

“Hay pocas pruebas de que la generación actual de criptoactivos ofrezca beneficios, pero este es un mercado en rápido desarrollo y es posible que surjan beneficios en el futuro. Los riesgos potenciales asociados a los criptoactivos son considerables, y las prioridades más inmediatas de las autoridades son mitigar los riesgos para los consumidores y la integridad del mercado, e impedir el uso de criptoactivos para actividades ilícitas”.

El informe recomienda que las criptomonedas que cumplen con los estándares de las regulaciones existentes deben ser tratadas como tales.

Entretanto, las criptomonedas más recientes que planteen problemas a los reglamentos financieros más antiguos requerirán coordinación internacional para asegurar que sean tratadas en consecuencia.

Estas recomendaciones han sido acogidas con cierto escepticismo también, ya que un informe que califica los reglamentos propuestos como un “enfoque de instrumento contundente”. Las empresas que participaron en la elaboración del informe sugirieron que un enfoque de mano dura podría en realidad sofocar el desarrollo de las criptomonedas y de varias empresas de tecnología avanzada.

Un juego de espera

En su forma actual, las directrices actuales del GAFI no son vinculantes, sino que sirven principalmente como parámetros de asesoramiento para que los reguladores y los gobiernos las sigan y las apliquen a las operaciones en criptomoneda en sus respectivas localidades.

En conjunto con la actualización de sus recomendaciones en octubre, el presidente del GAFI, Marshall Billingslea, anunció los planes para publicar las normas rectoras para la industria de las criptos para junio de 2019, según Reuters.

Una serie de países europeos han hecho cumplir sus propias reglas y regulaciones para criptomonedas, proveedores de monederos y otros negocios asociados.

Sin embargo, aquellos estados miembros que no han aplicado ninguna regulación sobre el comercio de criptomneda pueden esperar recibir una directiva del GAFI el próximo año.

Cointelegraph se ha puesto en contacto con el GAFI para recabar sus comentarios, y no ha recibido una respuesta formal al cierre de esta edición.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/fatf-guidelines-updated-to-combat-money-laundering-and-terrorism-financing-in-europe