Aragon Project, la iniciativa especializada en la creación de comunidades y plataformas multi-país, anunció este martes la venta de 1 millón de dólares en ethers (ETH), en conjunto a la obtención de 1,5 millones de dólares adicionales a través de un préstamo y venta de $500 mil en Monero (XMR). Estos fondos serán utilizados para asegurar las operaciones del proyecto el próximo año y evitar las pérdidas debido a la volatibilidad del mercado, expresó la firma.

Por medio de su cuenta en Twitter, los directivos de Aragon Asociation (AA) confirmaron los movimientos de dos millones de dólares por las ventas de ETH más el préstamo, así como de la venta de toda su inversión en XMR, valorada en 500 mil dólares, para totalizar un ingreso de $2,5 millones.

Según señaló AA, el retiro de estos fondos tiene el objetivo de resguardar una cantidad de dinero que asegure las operaciones de la empresa para el próximo 2019, calculando gastos de entre 12 a 18 meses. Esta decisión fue tomada debido al reciente desplome de los mercados.  

Un primer millón de dólares en ethers fue vendido en el mercado, mientras que el otro millón se obtuvo al asegurar un préstamo de DAI —un token anclado a ETH, el cual permite por medio de un contrato inteligente depositar ETH por una cantidad fija de DAI—. Dicho préstamo se garantizará un total de 40.000 ETH tasa de colateralización de 415,9%, según señaló la firma en Twitter. 

Todos estos movimientos realizados por Aragon han convertido al mes de noviembre en el segundo mes con mayor proporción de retiros de ETH de 2018, según Diar. El proyecto Aragon encabeza los retiros de este mes con 51.934 ETH retirados en un día, seguido por proyectos como Status, Hro y DistrictOx que también retiraron ethers de sus reservas de tesorería. 

Además de la cantidad de dinero obtenida con las ventas de criptoactivos de sus reservas, hubo otras revelaciones noticiosas por parte de Aragon, quien confirmó que en su Oferta Inicial de Monedas  (ICO) el proyecto recaudó un total de 25 millones de dólares cuando el ETH se encontraban a 90 dólares por unidad.   

Una parte de este dinero recaudado fue utilizado por las autoridades de Aragon para invertir en otros proyectos y fichas, operaciones de mercadeo que se realizaron por un año y medio. Debido a ello, la empresa ahora tiene una cartera de 30 millones de dólares conglomerados en BTC, ZEC, DCR, ETH y antiguamente XMR.  

Surge la polémica 

Estas declaraciones no fueron bien tomadas en la comunidad de criptomonedas, ya que algunos usuarios de Twitter comentaron que este tipo de prácticas era irresponsable e incluso sospechosa 

El columnista Joe Weisenthal comentó, por medio de su cuenta en Twitter, que el dinero de los colaboradores de Aragon habría sido utilizado sin su consentimiento para invertirlos en otras criptomonedas, en vez de enfocarse en desarrollar su propio proyecto.  

Luis Iván Cuende, CEO de Aragon, se defendió ante la crítica de Weisenthal, afirmando que Aragon creó su plataforma y cumplió con lo prometido a sus inversionistas, convirtió a dinero fiat lo que legalmente fue autorizado por las autoridades regulatorias e invirtió los fondos restantes en otros proyectos para multiplicar sus haberes. Una decisión, que según su visión, fue exitosa. 

Cuende también comentó que tener el dinero en una entidad bancaria —sobre todo cuando se trata de ICO muy populares y de gran movimiento monetario— no es una opción realista, sobre todo años atrás, cuando las instituciones regulatorias todavía no se involucraban con las criptomonedas.  

Andu Potorac, CEO del proyecto Widgetic, también se involucró en la discusión, comentando que la forma correcta de salvaguardar las inversiones de los colaboradores es asentar dichos fondos en una entidad bancaria. De esta manera, el proyecto puede desarrollar su negocio, adaptarse al mercado y establecerse en el ecosistema de forma segura. 

Más allá de las declaraciones de Potorac, investigadores —como Brett Winton— ya han explicado con anterioridad que las ICO, además de ser proyectos de desarrollo tecnológicos, se han convertido en prestamistas 

Esto se debe a que el dinero recaudado en las campañas de financiación excede los gastos mismos del proyecto o se multiplica debido al aumento del mercado, por lo cual el dinero restante se utiliza para financiar ICOS adicionales. En este sentido, Winton afirma que el mercado de las criptomonedas y blockchain se basa en el apalancamiento.  

Aunque si el proyecto Aragon posee un aproximado de 30 millones de dólares en sus reservas, el mercado de su criptomoneda (ANT) no se ha visto sustancialmente favorecido. Según Coinmarketcap, el precio del criptoactivo se encuentra actualmente en 32 centavos de dólar y su volumen de transacciones diarias es de 136 mil dólares.  

 

A principios de año la moneda se cotizaba en 7 dólares por unidad. En la actualidad, cada ANT se valora en 0,32 dólares.

El mercado de este criptoactivo tuvo su mayor caída en el mes de febrero del 2018 cuando se encontraba en 7 dólares por ANT, un descenso que sufrió todo el mercado de criptoactivos. No obstante, la criptomoneda logró recuperarse para el período de abril y mayo alcanzando los 4 dólares por unidad, para nuevamente desvalorizarse continuamente desde el mes de junio hasta la actualidad, cuando alcanza $0,32 en el momento de edición de este artículo.  

Imagen destacada por Volodymyr / stock.adobe.com

 

 

Fuente: https://www.criptonoticias.com/mercado-cambiario/aragon-liquida-parte-reservas-obtiene-2-5-millones-dolares/