El Subcomité de Política Monetaria y Comercio del Congreso de los EE.UU. debatió las principales cuestiones relativas a las monedas digitales en una audiencia hoy, 18 de julio. La audiencia, titulada “El futuro del dinero: Moneda Digital”, consideró las posibles implementaciones nacionales e internacionales de las criptomonedas.

En la audiencia, la Subcomisión examinó el despliegue de la criptomoneda y su tecnología subyacente, la cadena de bloques , por los bancos centrales , y debatió si los bancos centrales deberían introducir una moneda digital de banco central (CBDC por sus siglas en inglés).

En este punto, Rodney Garratt, profesor de economía de la Universidad de California, Santa Bárbara, afirmó que los bancos tienen que decidir si quieren “retirarse completamente de proporcionar un dispositivo de pago para el público en general”, o si prefieren adoptar una especie de alternativa digital. Que, a su vez, podría ser “alguna forma de cripto”.

Alex Pollock, miembro senior del R Street Institute, discutió que “tener una moneda digital de banco central es una de las peores ideas financieras de los últimos tiempos, pero aún así es bastante concebible…” Pollock dijo que las monedas digitales del banco central sólo aumentarían el tamaño, el papel y el poder del banco, y agregó que la Reserva Federal adoptaría un CBDC que resultaría en que se convirtiera en el “abrumador asignador de crédito del sistema económico y financiero de Estados Unidos “. Continuó:

“Creo que podemos predecir con seguridad que su asignación de crédito estaría inevitablemente altamente politizada y los contribuyentes estarían en peligro por sus pérdidas de crédito. El riesgo estaría directamente en el banco central”.

Pollock explicó que si fiat money se digitaliza, su naturaleza no cambiará y seguirá siendo emitida por un banco central. Aunque Pollock puede prever algún tipo de moneda digital privada respaldada por activos, concluyó que no será una “moneda fiduciaria privada” como Bitcoin. En opinión de Pollock, las criptomonedas son esencialmente lo mismo que un pagaré.

Cuando el presidente del Subcomité, Andy Barr, preguntó si las criptomonedas pueden funcionar como un sustituto de dinero, Garratt afirmó que “en términos de una idea conceptual” el cripto es una moneda “en cierta medida”, pero no “muy buena” en este momento. Dijo que no funciona efectivamente como un medio de intercambio debido a su volatilidad de precios. El panelista sugirió además que la volatilidad podría comenzar a disminuir si la tasa de adopción aumenta, alegando que “la gente tiene que empezar a utilizarlo como transacciones”.

El vicepresidente de la subcomisión, Roger Williams, preguntó al panel cuáles son los principales impedimentos para la adopción del cripto y la cadena de bloques, y qué puede hacer el Congreso de Estados Unidos al respecto. Norbert Michel, director del Centro de Análisis de Datos de la Fundación Heritage, señaló el impuesto a las ganancias de capital (CGT) como el mayor impedimento, debido al complejo proceso de seguimiento de las ganancias y pérdidas.

Michel también señaló la importancia de un enfoque regulatorio prudente, lo que significa que los reguladores financieros no deberían aplicar regulaciones estrictas a la criptografía sólo porque puede ser un instrumento para la actividad ilegal, como lavado de dinero.

“Sí, es cierto que los delincuentes han utilizado bitcoin, pero también es cierto que los delincuentes han utilizado aviones, ordenadores y automóviles. No debemos criminalizar ninguno de esos instrumentos simplemente porque los criminales los usaron”.

El congresista Brad Sherman, quien previamente había expresado una posición altamente crítica hacia las criptomonedas, mantuvo su postura agresiva, afirmando que preferiría que se prohibiera totalmente a las personas estadounidenses la compra o la minería de criptomonedas.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/us-congress-hearing-central-bank-digital-currency-one-of-the-worst-financial-ideas