El 30 de enero, el Ministerio de Ciencia y Educación de Rusia presentó una plataforma habilitada por blockchain para rastrear diamantes.

De hecho, blockchain ha traído transparencia a la industria de los diamantes —un ecosistema complejo donde la corrupción y la minería irresponsable parecen estar presentes en gran medida—.

La autorregulación en la industria de los diamantes y cómo la llegada de Everledger se convirtió en un callejón sin salida

La historia de blockchain en la industria de los diamantes se remonta a mayo del 2015, cuando la empresaria australiana Leanne Kemp fundó Everledger, un registro digital global de diamantes impulsado por la plataforma blockchain de IBM. Uno de sus objetivos principales fue resolver el problema de los “diamantes de sangre” —es decir, evitar la circulación de diamantes extraídos en zonas de guerra y venderlos para financiar regímenes opresivos—. Everledger utiliza los informes de calificación proporcionados por el Instituto Gemológico de América (GIA) para evaluar los diamantes. Kemp, en julio de 2018, le dijo a Cointelegraph:

“No nos vemos como una empresa de criptomonedas y, para ser honesta contigo, ni siquiera nos vemos como una compañía de blockchain. Estamos construyendo una plataforma de procedencia para ayudar con la transparencia y los mercados oscuros y en conflicto. Y queremos construir una plataforma de comercio ético”.

Puede interesarte: El Ministerio de Educación de Rusia introduce un sistema de seguimiento de diamantes a través de blockchain

La idea de rastrear gemas no es nueva; en el 2003, el régimen del Sistema de Certificación de Procesos de Kimberley (KPCS) fue establecido por una Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas para aumentar la transparencia en el comercio de diamantes y mantener fuera del mercado los diamantes en conflicto. Esencialmente, el proceso implica que los participantes del KPCS monitoreen los envíos de diamantes en bruto y los certifiquen como “libres de conflictos”. Más específicamente, siguen una serie de principios de autorregulación dirigidos a garantizar que los diamantes se compren a fuentes legítimas. Algunas de estas pautas son mencionadas en el Sistema de Garantías introducido por el Consejo Mundial del Diamante en el 2015.

Diamonds Production by Country in 2017

Si bien el esquema KPCS ha sido adoptado por más de 80 países desde entonces, su eficiencia ha sido cuestionada. En diciembre del 2011, la organización internacional no gubernamental (ONG) Global Witness abandonó el programa, argumentando que “la mayoría de los consumidores todavía no pueden saber de dónde provienen sus diamantes” y criticó las decisiones más específicas de los miembros del KPCS:

“La decisión de respaldar las exportaciones ilimitadas de diamantes de compañías nombradas en la región de Marange en Zimbabue –escenario de asesinatos en masa por parte del ejército nacional– ha activado un mecanismo internacional de prevención de conflictos en un sistema de acreditación corporativa cínico”.

Además, en diciembre del 2017, la ONG con sede en Canadá Impact, que supervisa la gestión de los recursos naturales en África, también se retiró del plan. En una declaración adjunta, el director ejecutivo de la ONG argumentó que el KPCS “no estableció una cadena de suministro de diamantes legal y libre de conflictos”, sino que dio a los consumidores “falsa confianza sobre de dónde provienen sus diamantes”.

La descentralización, por otro lado, y la transparencia que implica, podrían ayudar a la industria a seguir evolucionando y asegurar que se sigan las precauciones de autorregulación.

Un registro inmutable permitiría acceder a la cuenta completa de la historia de un diamante en particular y eliminaría la posibilidad de falsificar documentos, ya que cada hito del destino de la gema se registraría en la blockchain, según representantes de Alrosa, una compañía rusa de minería de diamantes parcialmente estatal que, según informes, maneja alrededor del 27 por ciento de la producción mundial de diamantes por volumen:

“Crear un sistema de rastreo basado en blockchain es otro paso hacia asegurar la transparencia de la industria. Blockchain podría permitir rastrear el historial de cada piedra, desde su extracción hasta la compra final. Esto reduce considerablemente las posibilidades de cualquier transacción injusta o ilícita para ambos consumidores y revendedores. Tales transacciones pueden incluir la compra de piedras falsas o sintéticas bajo la apariencia de unas naturales, la venta de piedras con especificaciones exageradas o diamantes de sangre procedentes de zonas de conflicto”.

No dejes de leer: Por qué blockchain es la opción perfecta para el oro y diamantes

Los diamantes de sangre no son el único problema, ya que los minoristas de gemas también intentan detectar diamantes cultivados en el laboratorio, que son menos valiosos entre los clientes y, a veces, se venden como naturales.

Synthetic diamonds

Diamantes sintéticos. Fuente de la imagen: GIA

Los principales participantes de la industria del diamante adoptan blockchain – Alrosa, De Beers, Chow Tai Fook y otros

De hecho, algunos de los actores más importantes de la industria —incluyendo a Alrosa— ya han colaborado con plataformas basadas en blockchain para introducir soluciones DLT para un comercio de diamantes responsable y sin conflictos.

En septiembre del 2018, el importante minorista, con sede en Hong Kong, Chow Tai Fook Jewellery Group se unió al proyecto Everledger con sus informes de calificación GIA para aumentar las ventas de la línea T MARK, en la que los diamantes están inscritos con códigos trazables para que se pueda verificar su origen. 

“Anunciamos nuestra colaboración con GIA en mayo del año pasado para usar blockchain para mejorar nuestra oferta y agregar una capa adicional de confianza para los consumidores de T MARK. El servicio piloto se lanzó más tarde al mercado en septiembre del mismo año”, dijo a Cointelegraph Peony Sze, portavoz de Chow Tai Fook Jewellery Group, y agregó:

“Dado que T MARK ya rastrea el viaje completo de un diamante desde el suministro hasta la joyería terminada, la iniciativa blockchain mejora aún más la marca T MARK al permitir que los clientes reciban información segura tanto de rastreo cuanto de clasificación a través de una única plataforma digital”.

Sze cree que la llegada de blockchain “es una evolución natural para la industria del diamante”, que finalmente será recogida por otros jugadores también:

“Cada vez más compañías líderes en la industria de gemas y joyas están desarrollando o utilizando blockchain en diferentes facetas de sus productos y servicios en toda la cadena de suministro para mejorar la experiencia del cliente con seguridad y trazabilidad”.

En enero del 2018, De Beers Group —una gran corporación internacional que se especializa en exploración de diamantes, minería y venta minorista— presentó una iniciativa similar a la de Everledger, aunque en una escala empresarial más grande. La compañía anunció que estaba investigando a blockchain para mejorar la transparencia de la cadena de valor del diamante y obtener registros digitales permanentes para cada diamante registrado en la plataforma.

De Beers agregó que una experimentación inicial de prueba de concepto (PoC) fue exitosa y dio como resultado un prototipo funcional. El CEO de la compañía, Bruce Cleaver, dijo en un comunicado de prensa:

“Los diamantes tienen un valor duradero y representan algunos de los momentos más significativos de la vida, por lo que es esencial garantizar que un diamante esté libre de conflictos y sea natural. Al aprovechar la tecnología blockchain, proporcionaremos un nivel adicional de seguridad a los consumidores y participantes de la industria, y cada diamante registrado en la plataforma tendrá un registro tan eterno como el diamante mismo”.

Sigue leyendo: De Beers rastrea diamantes con cadena de bloques por primera vez

En mayo del 2018, De Beers afirmó que rastreaban 100 diamantes de alto valor desde la mina hasta el minorista utilizando blockchain en lo que se presentó como algo innovador en la industria. Además, la compañía anunció Tracr, la plataforma basada en blockchain basada en los esfuerzos anteriores de PoC y creada en conjunto con cinco fabricantes líderes de diamantes: Diacore, Diarough, KGK Group, Rosy Blue NV y Venus Jewel.

Tracr asigna a cada diamante que procesa una “identificación global de diamantes” única que registra sus características —incluye quilates, claridad y color—. Los datos se graban en un registro inmutable. Una vez que se registran los datos, Tracr los verifica en cada hito del viaje del diamante, desde la mina hasta el minorista.

El programa estará abierto a toda la industria, dijo Cleaver, agregando:

“El equipo del proyecto Tracr ha demostrado que puede realizar un seguimiento exitoso de un diamante a través de la cadena de valor, proporcionando una garantía de rastreabilidad de activos de una manera que antes no era posible. Este es un avance significativo que puede lograrse con el compromiso cercano de los participantes piloto que comparten nuestro compromiso con el progreso y la innovación de la industria”.

De hecho, Tracr ha atraído a grandes participantes desde entonces. El 29 de octubre, Alrosa se unió al proyecto, aumentando aún más el potencial del proyecto para la industria. Se informa que la firma rusa es el mayor productor mundial de diamantes en bruto en términos de quilates; junto con De Beers, las dos compañías producen alrededor de la mitad de la oferta mundial.

El director general de Alrosa, Sergey Ivanov, le dijo a Mining Weekly en ese momento, la decisión de la compañía estaba motivada por la creencia de que la colaboración de la industria es esencial para “un objetivo común”.

En un comentario separado proporcionado para este artículo, Alrosa agregó que han estado probando el nuevo sistema mine-to-market (M2M o mina-al-mercado) creado por el GIA a partir de octubre del 2018. Sin embargo, M2M se presenta como un programa de rastreo desde la mina al mercado y una aplicación móvil para consumidores, también se basa en los informes de calificación de la institución, no hay indicios de que esté impulsada por DLT.

Puede interesarte: Regulador financiero maltés emite una consulta sobre ciberseguridad para la industria de blockchain

No obstante, el número de plataformas basadas en blockchain para rastrear diamantes sigue aumentando. El 30 de enero, el Ministerio de Ciencia y Educación de Rusia presentó su propia solución blockchain para el comercio responsable de diamantes. La tecnología ha sido desarrollada por la ‘start-up’ rusa Bitcarat.com, fundada por graduados de la universidad técnica rusa MISiS y la Universidad Nacional de Investigación.

La nueva tecnología rusa de seguimiento de diamantes pretende garantizar completamente la autenticidad de los productos de diamante en toda la cadena de suministro, desde la extracción y el pulido hasta el propietario final.

El sistema emplea el mismo principio que otras plataformas basadas en blockchain —supuestamente etiquetando cada diamante con un código digital único y supervisándolo en un registro distribuido— y tiene como objetivo evitar que los participantes del mercado pierdan sus activos financieros, ya que el mercado del diamante tiene diamantes naturales y sintéticos así como también piedras falsas.

También está Clara, una plataforma digital que supuestamente utiliza tecnologías tanto de nube cuanto de cadena de bloques para garantizar la “procedencia de los diamantes desde la mina hasta el dedo”. Ha sido recogida por la compañía canadiense de exploración y minería de diamantes Lucara Diamond, cuya CEO, Eira Thomas, anunció una medida hacia la modernización de la industria del diamante con blockchain en febrero del 2018. Lukas Lundin, presidente de Lucara, anunció en ese momento:

“Creemos que Clara no solo modernizará todo el proceso de ventas de diamantes, sino que también liberará un valor adicional para todos los participantes en todo el mercado de diamantes”.

Sin embargo, blockchain difícilmente puede resolver todos los problemas de la industria a la vez. Como el fundador de Everledger, Kemp, le dijo a Cointelegraph, siempre habrá lugar para el fraude; por ejemplo, argumentó, los diamantes podrían quedar fuera de línea y desaparecer del registro, y siempre habrá mercados negros. “Depende de los controles de gobierno ayudar a reducir eso, no eliminarlo”, agregó Kemp.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/diamonds-are-blockchains-best-friend-how-dlt-helps-tracking-gems-and-prevents-fraud