El Gabinete, el órgano ejecutivo del gobierno de Irlanda, ha aprobado un proyecto de ley que daría efecto a la Quinta Directiva de la Unión Europea (UE) contra el Lavado de Dinero (AML), reportó el 3 de enero el Irish Times.

La directiva, que entró en vigor el 9 de julio de 2018, establece un nuevo marco jurídico para que los organismos europeos de control financiero regulen las monedas digitales con el fin de protegerlas contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Concretamente, la directiva ampliará el ámbito de aplicación a las criptoplataformas y a los proveedores de billeteras, pondrá fin al anonimato de las cuentas bancarias y de ahorro y mejorará el intercambio de información entre las autoridades. Los estados miembros de la UE deben incorporar la directiva en sus respectivas legislaciones nacionales antes del 20 de enero de 2020.

Además de reconocer la directiva de la UE, el Proyecto de Ley de Justicia Penal (Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo) (Enmienda) 2019 endurecería la legislación existente, incluyendo el uso de “monedas virtuales para el financiamiento del terrorismo y limitando el uso de tarjetas prepagadas”. El Ministro de Justicia Charlie Flanagan dijo:

“La realidad es que el blanqueo de dinero es un delito que ayuda a los delincuentes graves y a los terroristas a funcionar, destruyendo vidas en el proceso…. Los delincuentes intentan explotar las fronteras abiertas de la UE y las medidas a escala de la UE son vitales por esa razón. Irlanda apoya firmemente las disposiciones de la quinta Directiva de la UE sobre blanqueo de capitales. ‘’

Si el proyecto de ley es aprobado, las instituciones financieras tendrán que realizar una diligencia debida más estricta con respecto a los nuevos clientes y se les prohibirá abrir cajas de seguridad anónimas. Además, según se informa, el proyecto de ley permitirá a la Garda y a la Oficina de Activos Criminales acceder a los registros bancarios en el curso de las investigaciones sobre blanqueo de capitales.

El mes pasado, el Observatorio y Foro de la Unión Europea sobre la Cadena de Bloques defendió las versiones digitales de las monedas nacionales en una cadena de bloques , afirmando:

“Poner las versiones digitales de las monedas nacionales en la cadena de bloques significa que podrían convertirse en parte integrante de los contratos inteligentes. Esto desbloquearía gran parte de la innovación potencial de la cadena de bloques al permitir a las partes crear acuerdos automatizados, incluidas las transacciones directas en estas monedas, en lugar de tener que utilizar una criptomoneda como sustituto”.

También en diciembre, Revolut, una startup de fintech, obtuvo una licencia bancaria de la UE a través del Banco de Lituania. Se espera que los usuarios de Revolut en el Reino Unido, Francia, Alemania y Polonia obtengan una “verdadera cuenta corriente y una tarjeta de débito no prepagada”. Además, los depósitos de los usuarios también estarán cubiertos hasta 100.000 euros (unos USD 113.500) en el marco del Sistema Europeo de Seguro de Depósitos.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/irish-govt-approves-anti-money-laundering-bill-affecting-cryptocurrency