La tercera fue la vencida para la red de Ethereum, pues este jueves, 28 de febrero, se activó la bifurcación Constantinople y St. Petersburg en la red principal. Las actualizaciones de la red entraron en funcionamiento a partir del bloque 7.280.000, como se tenía previsto.

La activación de la bifurcación Constantinople y St. Petersburg ocurrió cerca de las 4:00 PM (GTM -4) y trajo consigo cuatro cambios en el protocolo. Cada cambio se presenta como una propuesta de mejoramiento (EIP) y se identifican por números. Una de las propuestas que entró en vigencia en Ethereum con Constantinople es la EIP 145, que “agrega funcionalidad nativa al protocolo” con el fin de permitir que ciertas operaciones en la cadenas sean más fáciles y económicas de ejecutar.

A la EIP 145 se suman la EIP 1014, que facilitará “la interacción con direcciones que aún no han sido creadas”; la EIP 1052, que hará más económica la ejecución de ciertos procesos en los contratos inteligentes utilizando un nuevo código OP; y la EIP 1234, que propone el retraso de la activación en la bomba de dificultad hasta que la Prueba de Participación (PoS) esté implementada, así como la reducción de las recompensas por bloque minado.

Los cambios aplicados provocan que la red sea incompatible con versiones anteriores. Esto significa que los participantes de la red −como pools de minería, operadores de nodos, mineros independientes, entre otros− que no actualicen sus nodos, quedarán desconectados de la nueva versión. Por su parte, los usuarios de casas de cambio; monederos fríos, web o aplicaciones; mineros que trabajan en pools; entre otros, no necesitan realizar actualizaciones para ser compatibles con el nuevo Ethereum.

La posible desconexión de los nodos a la cadena más nueva abre las puertas a la posible creación de otro criptoactivo, como en 2016, cuando los nodos que no adoptaron los cambios provocaron una bifurcación en la cadena y pasaron a llamarse Ethereum Classic. No obstante, los desarrolladores de Ethereum han desestimado la posibilidad de que se genere otro criptoactivo.

Actualmente, más del 60% de los nodos de Ethereum se han actualizado para activar Constantinople, de acuerdo con el desarrollador Igor Artamonov. Es necesario puntualizar que ethnodes.org establece que esta cifra es de 21%, sin embargo, múltiples miembros del ecosistema aseguran que esta plataforma no presenta información de todos los nodos de la red ni distingue entre las diferentes redes de Ethereum.

Tres intentos de activación

Constantinople y St. Petersburg, originalmente solo Constantinople, fue activada después de dos postergaciones. En la primera oportunidad, en octubre de 2018, aplazaron la activación de fork tras encontrar fallas en el código y en la ejecución en la red de pruebas.

En la segunda oportunidad, los desarrolladores decidieron cancelar sorpresivamente la actualización por un bug (error en el código) descubierto. El error, en esta ocasión, permitía llevar a cabo ataques de reentrada, a través de los cuales los potenciales atacantes podrían ejecutar indefinidamente una función de un contrato inteligente. Esta versión fallida fue actualizada por múltiples mineros de Ethereum y 10% del hash rate estuvo ejecutando la versión errónea de Constantinople.

Finalmente, los desarrolladores escogieron el bloque 7.280.000 para activar la bifurcación. Hasta el momento no se conoce de ninguna falla provocada por los cambios en la red.

Imagen destacada por: / stock.adobe.com

Fuente: https://www.criptonoticias.com/innovaciones/tercera-vencida-ethereum-activa-bifurcacion-constantinople-stpetersburg/