La innovadora instalación, desarrollada por el famoso científico ruso Anatoly Papusha y llamada PRT-1, fue capaz de hacer lo que antes era inimaginable: convertir desechos tóxicos prácticamente no utilizados de la producción de petróleo en productos reutilizables como gasolina, queroseno, combustible diésel y el muy valioso aceite sintético. Cada habitante de nuestro planeta no solo puede participar en el proyecto ambiental global, sino que también puede obtener beneficios significativos. Papusha Rocket Technology permite que cada persona gane dinero ayudando al medio ambiente en cualquier país desarrollado.

Las tecnologías espaciales avanzadas pertenecen a todos

Para la distribución mundial de esta tecnología, se lanzó la venta de Tokens de Papusha Rocket Technology, que no tiene análogos en el mundo. Al obtener el apoyo de la audiencia, el equipo del proyecto puede reducir la cantidad de desechos de la industria petrolera y resolver uno de los problemas mundiales de la humanidad.

“Creo que el formato ICO y la propiedad descentralizada de los tokens del proyecto permitirán la solución más rápida y cualitativa a los problemas del medio ambiente y energéticos”; señalo Anatoly Papusha, autor de desarrollo de PRT.

En el caso de PRT, ejecutar la venta de tokens es la manera más transparente y honesta de asegurar el financiamiento y el desarrollo del proyecto. Es por este motivo que la empresa Papusha lanzó el token PRT, que se explicará con más detalle. El objetivo principal es la descentralización de las inversiones en el proyecto para que la tecnología pueda estar disponible en todo el mundo y gestionada por su equipo de desarrolladores, y no convertirse en propiedad de ningún gobierno o inversor.

¿Cómo funciona exactamente?

El equipo de Papusha Rocket Technology ha desarrollado un esquema transparente y eficaz para la introducción del proyecto en todo el mundo: todos los países que enfrentan el problema del procesamiento ineficiente de los desechos de petróleo se interesarán por el proyecto.

La economía de ganancias es simple y elegante:

El costo de la instalación PRT-2 de muy baja potencia es $450.000
El precio de venta comienza en $950.000
El beneficio neto de una instalación PRT-2 es $500.000

Por lo tanto, después de haber vendido 6.200 unidades PRT-2 en 3 años, lo que representa poco más del 7% de las necesidades del mercado, el equipo de Papusha Rocket Technology gastará 883 millones de dólares para recomprar tokens desde el exchange. ¡Conducirá al aumento en el precio de PRT de hasta 3.000 veces!

Detalles de la venta del token PRT

Fecha de inicio del crowdsale – 22 de agosto.
La emisión total del token es de 100.000.000 de PRT.
Límite máxim: 13.500 ETH.
¡La cantidad mínima de contribución es de solo 100 PRT!

Anatoly Papusha reunió a destacados científicos y académicos rusos en el campo de la tecnología espacial, la química, la economía y la ecología a su alrededor. Aparte de eso, el equipo del proyecto tiene docenas de especialistas en marketing y blockchain con experiencia, que trabajan duro para el desarrollo exitoso del proyecto. Más información sobre el equipo del proyecto Papusha Rocket en el sitio web y el Whitepaper.

El equipo cree sinceramente que la introducción generalizada de la tecnología Papusha Rocket será un triunfo de la economía descentralizada y un nuevo hito en la ciencia de la ecología.

Sitio web y Tokensale: https://papusha.io/
Informe: https://papusha.io/files/Whitepaper_ENG.pdf
Twitter: https://twitter.com/papushatech
Facebook: https://www.facebook.com/Papusha-Rocket-Technology-241396259943698
Telegram: https://t.me/prt_chat
Contacto con los Medios
Nombre: Petr Myachin
Correo electrónico: [email protected]

Descargo de responsabilidad: este artículo fue proporcionado por Bitcoin PR Buzz. CriptoNoticias no es responsable de los productos y/o servicios descritos. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

Fuente: https://www.criptonoticias.com/mercado-valores/papusha-rocket-technology-primera-ico-mundo-limpiar-medio-ambiente/