Política verde y cripto consumo de energía en la Unión Europea

12 min


72
9 shares, 72 points

La sociedad está siendo testigo de la implementación de las monedas digitales, la IA y la tecnología Blockchain en todo el mundo. Estas nuevas tecnologías digitales requieren un alto consumo de electricidad, que actualmente se produce predominantemente con carbón y combustibles fósiles que afectan negativamente al medio ambiente. Un cambio global hacia la energía verde requerirá la eliminación de las barreras regulatorias existentes en materia de tecnología, infraestructura, finanzas y política fiscal. En esta serie, mis artículos evalúan los impuestos, la tecnología digital y las políticas solares (incluyendo los satélites de energía espacial) de los países que emiten los mayores volúmenes de dióxido de carbono.

Probar el modelo heliocéntrico de nuestro sistema solar presentado por los científicos europeos Aristarco de Samos (310-230 a.C., Grecia), Nicolás Copérnico (1473-1543, Polonia), Galileo Galilei (1564-1642, Italia) y Johannes Kepler (1571-1630, Alemania) llevó 2.200 años, cuando el vuelo espacial germano-estadounidense, la sonda solar Helios 2, realizó un crucero dentro de los límites de los 26,55 millones de millas (42,73 millones de kilómetros) del sol en abril de 1976. Ahora, la Unión Europea está solarizando su economía digital a un ritmo mucho más rápido.

Dado que se prevé que las energías renovables representen el 90% de la combinación de electricidad en Europa para 2040, hay tres factores principales que contribuyen a este cambio de paradigma en el sector de la energía.

Tecnológico: Las tecnologías digitales basadas en la tecnología Blockchain están descentralizando y democratizando el suministro de electricidad al permitir la interoperabilidad de la energía fotovoltaica de células solares, o FV, producida a partir de activos FV diversificados con redes eléctricas de micro y macro/utilidad. De este modo, las empresas con sede en la UE que funcionan de forma eficiente, incluso en condiciones de nubosidad, se mantienen a la vanguardia de la innovación fotovoltaica líquida y de grado espacial.

Económico: La energía solar es una alternativa cada vez más atractiva desde el punto de vista económico debido a la disminución del coste de la energía solar, la demanda de instalaciones de paneles solares fotovoltaicos en las ciudades inteligentes de la UE, el aumento de los costes de CO2 atribuible a los impuestos sobre el carbono y a las multas por litigios medioambientales, las subvenciones netas a la medición, así como a la financiación -incluido el Banco Europeo de Inversiones- en el sector de las energías renovables, según ha informado el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Medioambiental: La energía solar no produce emisiones de CO2, mejorando así la contaminación atmosférica y los hábitats polinizadores para evitar un apocalipsis del cambio climático. Un posible colapso es relevante para la UE, ya que ocupa el tercer lugar en el mundo en cuanto a emisiones de CO2.

Satélites de energía espacial

El compromiso de la UE de solarizar su economía digital para reducir sus niveles de CO2 de acuerdo con el Acuerdo de París de 2015 de la CMNUCC está respaldado por diversas iniciativas emprendidas tanto en el espacio como en la Tierra.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) es un organismo de control del espacio, el clima y las emisiones de CO2. Con el satélite Copernicus Climate Change Service, controla los niveles de CO2 de todos los países del mundo. Pero como la construcción y el lanzamiento de los satélites son costosos, y son difíciles de actualizar una vez en órbita, la ESA también utiliza una flota de pseudosatélites de gran altitud, energizados con energía fotovoltaica, o HAPS. Thales Alenia Space está fabricando actualmente en Cannes un HAPS similar a un zepelín llamado “Stratobus” para realizar un seguimiento de las emisiones de CO2.

La ESA también ha estado evaluando activamente las posibilidades de utilizar satélites de energía solar mediante la formulación de una estrategia europea para solarizar las redes eléctricas terrestres. La empresa francesa Airbus Defence and Space está construyendo un SPS que tiene la intención de transportar energía solar hacia la Tierra a través de láseres infrarrojos de alta potencia para el año 2030. Airbus también está fabricando una HAPS llamada “Zephyr”, así como una versión más grande de la misma que puede utilizarse para comunicaciones, reconocimiento, entregas e incluso transmisión de energía solar por láser. La primera base HAPS del mundo ya está en funcionamiento en el aeródromo Wyndham de Australia.

La ESA también sigue desarrollando las diferentes áreas de propulsión eléctrica solar necesarias para las misiones de exploración en las profundidades del espacio. Con la primera foto de un agujero negro publicada en la primavera de este año, el futuro podría implicar “utilizar la propulsión eléctrica solar para explorar los agujeros negros como fuentes de energía alternativas”, según el productor de películas Andrew Lauren de la película de ciencia ficción francesa Highlife, que se centra en el mismo tema.

Ciudades inteligentes

Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades que aportan el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía. “Las ciudades de todo el mundo son la principal causa del cambio climático, pero también pueden ofrecer una parte de la solución para reducir los gases de efecto invernadero que causan el aumento de la temperatura mundial”, explicó Maimunah Mohd Sharif, Director Ejecutivo de ONU-Hábitat.

Alemania se convirtió en el pionero de la UE en materia de cambio climático con su política Energiewende (transición energética) cuando comenzó a instalar sistemas de paneles solares fotovoltaicos en los tejados en 1999, que actualmente representan alrededor del 23% de toda la capacidad de generación de energía solar instalada en todo el mundo. Más de un millón de edificios alemanes tienen ahora paneles solares en sus tejados, y 1 de cada 2 nuevos pedidos va acompañado de un sistema de almacenamiento de baterías.

Una década más tarde, la isla danesa de Samsø se convirtió en el ejemplo de acción contra el cambio climático, ya que ha sido neutral en cuanto a emisiones de carbono durante más de 10 años. Esto inspiró a las Islas Baleares de España, seguidas por otras 26 islas europeas -incluido el centro mundial de criptomonedas, Malta– a comprometerse a principios de este año a realizar la transición a una energía 100% renovable y a deshacerse de la energía del carbón.

Hasta ahora, la mayoría de los países de la UE se han comprometido a eliminar progresivamente las centrales de carbón para el año 2038, ya que son la fuente más importante de contaminación atmosférica, indiferente a las agendas políticas, y no están contenidas en las fronteras nacionales o urbanas de los 28 estados miembros de la UE. Austria -que está eliminando completamente el carbón para el año 2020, por delante de otros países de la UE- alberga una empresa solar llamada Smartflower, que fabrica paneles solares inteligentes en forma de flores que se mueven junto con la posición del sol. Como la generación de energía a base de carbón puede ser sustituida por la instalación de paneles solares fotovoltaicos en todas partes – en las minas de carbón, en los tejados de los edificios y en los terrenos agrícolas – para reducir la contaminación por CO2. Una antigua central de carbón en Alemania -donde la energía solar encabeza la lista de fuentes de suministro de electricidad pública- ya se está reinventando a sí misma como un centro cultural para el arte experimental/eléctrico que se alimenta de energía verde.

En el marco del proyecto Horizon 2020, 70 ciudades de la UE están cambiando a fuentes de energía limpia que se distribuyen digitalmente mediante la inteligencia artificial, la Internet de las Cosas (IoT) y redes habilitadas con Blockchain. Alemania lidera la digitalización del sector energético de la UE, tal y como se indica en su Estrategia Blockchain. “Generar energía verde barata ya no es un desafío. El precio de las instalaciones fotovoltaicas ha caído en los últimos 10-20 años, por lo que ahora estamos viendo grandes inversiones en esta fuente de energía en particular. El reto consiste en vincular la producción de energía de una multitud de pequeñas instalaciones en todo el territorio con la demanda total de energía de un país y la producción de energía de otras fuentes, algunas de las cuales también están vinculadas a través de las fronteras nacionales”, explicó Marta Victoria, profesora que investigó y mapeó las capacidades de generación de energía solar fotovoltaica en los países europeos, que varían considerablemente de un estado a otro.

Proporcionan el enlace digital solar mediante la creación de distritos energéticos de ciudades inteligentes: Hivepower, ABB, Space10, Sonnen-TenneT, EDF Energy and UK Power Reserve, Insolar, SMA Solar Technology e Iota. Sobre esta última, “La red Tangle de IOTA trae la promesa de las Distributed Ledger Technologies (DLT) a la Internet de las Cosas. Una creciente comunidad energética de empresas privadas y públicas y el mundo académico se están uniendo para explorar su potencial en el mundo real, preparando el camino para un sistema energético más abierto, transparente y descentralizado”, dijo Wilfried Pimenta de Miranda, director de desarrollo de negocios de la Fundación Iota, que forma parte del consorcio CityxChange H2020, en un correo electrónico.

Transporte eléctrico solarizado

“La contaminación es a menudo un asesino silencioso y es uno de los mayores peligros para la salud en Ámsterdam”, explicó la concejala de tráfico de la ciudad, Sharon Dijksma, acerca de la prohibición de Ámsterdam de los automóviles y motocicletas alimentados con diésel y gasolina para el año 2030. Del mismo modo, otras ciudades inteligentes sin emisiones de carbono de la UE tendrán que abordar el papel del transporte eléctrico solarizado y la red de energía basada en la tecnología Blockchain que permitirá la interoperabilidad entre el transporte con energía fotovoltaica -como los automóviles, las bicicletas, los taxis acuáticos y las carreteras- y la red eléctrica, en particular a la luz del escándalo de las emisiones falsas del “dieselgate” de Volkswagen.

El German Fraunhofer Institute for Solar Energy Systems ha desarrollado un techo solar para coches con células solares de alta eficiencia para ampliar el campo de conducción de los coches eléctricos, así como un nuevo tejido de células solares que se teje en lonas de camiones para alimentar los equipos a bordo. El Audi A8 ya cuenta con un techo solar, y otras dos compañías de coches eléctricos fotovoltaicos – German Sono Motors y Dutch Lightyear – están trabajando para poner sus coches en la carretera para el año 2021. El fabricante de automóviles eléctricos Tesla planea invertir 4.400 millones de dólares en una fábrica de Berlín para fabricar el SUV Modelo Y de la compañía, que podría ser producido ya en 2021. La Iniciativa de Movilidad Abierta en Blockchain está desarrollando un Integrador de la Red de Vehículos Eléctricos basado en una Blockchain que conectará los automóviles eléctricos a la red, mientras que otros proyectos Blockchain de energía solar incluyen un cargador para automóviles eléctricos y una cartera para automóviles con una amplia variedad de casos de uso, incluida la tecnología de uso compartido que permite el despliegue de vehículos personales subutilizados para proporcionar viajes.

El primer programa mundial de compartición de viajes sin muelle fue diseñado por Luud Schimmelpennink en Ámsterdam en 1965 para contrarrestar el aumento de la contaminación causada por los automóviles. Llamado el programa “bicicleta blanca”, las bicicletas pueden ser prestadas y dejadas en cualquier lugar de la ciudad para ser prestadas de nuevo por el siguiente individuo. Sin embargo, el sistema de uso compartido de bicicletas sin muelle no tuvo éxito debido al vandalismo y al robo.

Desde entonces, ha habido al menos cinco generaciones de evolución en los programas de uso compartido de bicicletas, impulsados principalmente por los avances en la tecnología digital y fotovoltaica. El programa de bicicletas de segunda generación nació en Dinamarca en 1991, lo que permitió recoger las bicicletas y devolverlas a varios lugares céntricos con un depósito de monedas. El robo también fue un problema en este caso, en gran medida debido al anonimato de los usuarios. La tercera generación de sistemas de bicicletas compartidas nació en la Universidad de Portsmouth en Inglaterra e implicó varias mejoras tecnológicas, tales como muelles para bicicletas que se bloquean electrónicamente, rastreo electrónico a bordo de la identidad del usuario, tarjetas magnéticas y capacidades de telecomunicación. Las ciudades francesas de Lyon y París lanzaron con gran éxito programas de tercera generación para compartir bicicletas a principios de la década de 2000 y fueron seguidas por muchas ciudades de todo el mundo. El programa de bicicletas compartidas de cuarta generación, que ganó el premio Genomineerd voor de Computable Award en 2017, utilizando tecnología Blockchain para rastrear las identidades de los usuarios de bicicletas eléctricas y aceptando el pago en criptomonedas, fue desarrollado conjuntamente por la Agencia de Licencias de Vehículos de los Países Bajos e IBM, llamado “BikeBlockchain“. Hoy en día, una empresa de bicicletas eléctricas con sede en el Reino Unido, denominada “50 Cycles”, fabrica bicicletas electrónicas “minadoras de criptomonedas”, lo que permite a los ciclistas que comparten bicicletas eléctricas extraer criptomonedas mientras venden sus criptomonedas mientras ganan sus honorarios de criptomonedas, mientras que una empresa alemana, denominada “Mobility House”, produce los cargadores para estas bicicletas eléctricas. La ciudad suiza de Zug  o “Crypto Valley” – fue la primera ciudad en implementar este programa de bicicletas compartidas de cuarta generación, que utiliza el programa de identificación electrónica de uPort para rastrear la identidad del usuario y AirBie para pagos en Ether (ETH).

El programa de quinta generación, solarizado y acoplado para compartir bicicletas eléctricas fue diseñado por Christopher Cherry, Stacy Worley y David Jordan de la Universidad de Tennessee, Knoxville, en 2010. Una empresa estadounidense de bicicletas llamada “Electric Bike Company” comenzó recientemente a fabricar bicicletas eléctricas con energía solar. Sin embargo, Cherry dijo en un correo electrónico: “No he visto nada más que una prueba piloto como la nuestra”, con respecto a la implementación del programa de bicicletas compartidas de quinta generación hasta ahora. Sin embargo, los paneles fotovoltaicos ya están energizando los carriles de bicicletas y las carreteras de las ciudades europeas.

El primer sendero para bicicletas solar del mundo, SolaRoad – un tramo de 70 metros de sendero para bicicletas entre dos suburbios de Ámsterdam que genera energía solar a partir de células fotovoltaicas rugosas, texturizadas y cubiertas de vidrio – ha estado en funcionamiento desde 2014. La primera carretera solar fotovoltaica del mundo -una innovación francesa patentada que combina técnicas de construcción de carreteras y fotovoltaicas- fue instalada en 2016 en Francia por Wattway. Del mismo modo, la primera carretera electrificada del mundo que recarga las baterías de los coches y camiones eléctricos a partir de dos carriles abrió en Estocolmo en 2018.

Políticas reguladoras y fiscales de la UE

La UE tiene la autoridad para desarrollar una política energética unificada en virtud del Tratado de Lisboa de 2009. La Dirección General de Energía de la Comisión Europea es responsable de la aplicación de la Directiva de Energía Renovable de la UE para la transición a una economía con bajas emisiones de carbono con el objetivo de convertirse en el líder mundial de las energías renovables. La Directiva de Energía Renovable prevé que los estados miembros de la UE alcancen un cierto porcentaje de energía renovable para 2020. Sin embargo, los Estados miembros son libres de elegir los instrumentos de apoyo para alcanzar estos objetivos. La UE puso en marcha el Observatorio Blockchain y ha desarrollado varias leyes y políticas relacionadas con la tecnología Blockchain bajo el control del Supervisor Europeo de Protección de Datos.

Los estándares de alto nivel de la industria para la protección de datos, la interoperabilidad y el intercambio de tecnologías claves en la Blockchain utilizados en el comercio de energía entre pares, redes inteligentes, contadores y agregadores fueron establecidos por el Grupo de Trabajo de Digitalización y Energía Solar de Solar Power Europe. La empresa danesa Blockchain DataHub está desarrollando un sistema para garantizar el cumplimiento de estas normas en el mercado de la electricidad.

Política fiscal medioambiental: El poder de recaudar impuestos es fundamental para la soberanía de los Estados miembros de la UE, que sólo han asignado competencias limitadas a la UE en este ámbito. Por lo tanto, la UE carece de una política fiscal coherente en materia de energías renovables o de fiscalidad digital.

Los impuestos sobre el carbono proporcionaron a los 28 países de la UE y a Noruega más de 400.000 millones de euros (450.000 millones de dólares) en ingresos por impuestos sobre el gas y el petróleo en 2015.

La UE ocupa el cuarto lugar en subvenciones a la industria de los hidrocarburos, con 289.000 millones de dólares, que no está disminuyendo a pesar del compromiso del bloque con el Acuerdo de París sobre el cambio climático, cuyo objetivo es alcanzar niveles de emisiones netas nulas.

Cuestiones relativas a las ayudas estatales: Dado que la UE carece de un regulador fiscal uniforme, los impuestos energéticos y las subvenciones a las energías renovables son supervisados por la Comisión de Defensa de la Competencia de la UE, que se encarga de controlar las ayudas estatales que distorsionan la competencia dentro de la UE.

Las directrices sobre ayudas estatales para el período 2014-2020 permiten que las ayudas a la generación de electricidad a partir de fuentes renovables se concedan como una prima adicional al precio de mercado (prima de alimentación) en un proceso de licitación abierto y competitivo sobre una base no discriminatoria.

Por ejemplo, la ley de ayudas estatales de la UE no permite las rebajas fiscales de Alemania sobre los módulos de energía solar y otras instalaciones de energía renovable de hasta 2 megavatios, mientras que el comité de finanzas parlamentario de Alemania (Finanzausschusschuss) ha votado a favor de alinear los impuestos nacionales con la legislación de la UE.

Conclusión

El compromiso colectivo con las energías renovables contraído por la Agencia Internacional de Energías Renovables y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático no impidió que las olas de calor, que batieron récords, se extendieran por toda Europa este verano y cerraran las centrales eléctricas. “El tiempo se está agotando -ya estamos viendo el empeoramiento de los impactos del cambio climático en todo el mundo, incluyendo olas de calor sin precedentes- y necesitamos aprovechar todas las oportunidades para desplegar rápidamente energía limpia y renovable a escala para evitar que los peores escenarios climáticos se conviertan en una realidad”, señaló Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la CMNUCC. La Organización Meteorológica Mundial publicó nuevos datos que muestran que 2014-19 es el período de cinco años más cálido de la historia.

Es inevitable una mayor digitalización en la UE, ya que el sector financiero está decidido a establecer un sistema de pago en la Blockchain para 2020 que compita con los sistemas de pago en la Blockchain desarrollados por China y los Estados Unidos, un mecanismo de financiación del comercio basado en criptomonedas llamado Instrument in Support of Trade Exchanges y la moneda digital “Eurocoin”.

La tecnología Blockchain en el mercado de la energía se quintuplicará desde su valor actual de mercado a más de 25.000 millones de dólares en 2024, según un estudio de Global Market Insights, Inc. Pero por el lado positivo, la digitalización de la UE se solarizará, ya que las instalaciones fotovoltaicas se duplicarán en los próximos tres años, según un informe de Wood Mackenzie, y el autoconsumo representará casi el 40% de toda la nueva capacidad instalada, según el informe Europe Solar PV Market Outlook 2019. Francia ha inaugurado el mayor parque solar flotante de Europa. “La UE y China son las partes que pueden llevar esto adelante”, dijo Frank Rijsberman, director general del Global Green Growth Institute.

Sigue leyendo:

Selva Ozelli, Esq., CPA es una abogada tributaria internacional y CPA que escribe frecuentemente sobre temas fiscales, legales y contables para Tax Notes, Bloomberg BNA, otras publicaciones y la OCDE.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones aquí expresados son únicamente de los autores y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Fuente: https://es.cointelegraph.com/news/green-policy-and-crypto-energy-consumption-in-the-eu


Like it? Share with your friends!

72
9 shares, 72 points

What's Your Reaction?

Like Like
7
Like
Dislike Dislike
4
Dislike
hate hate
16
hate
fail fail
23
fail
fun fun
21
fun
geeky geeky
18
geeky
love love
11
love
lol lol
14
lol
omg omg
7
omg
win win
23
win
x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Configuración De Privacidad
Name Activado
Technical Cookies
In order to use this website we use the following technically required cookies: wordpress_test_cookie.
Gallet
Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia en el sitio web.
Cloudflare
For perfomance reasons we use Cloudflare as a CDN network. This saves a cookie "__cfduid" to apply security settings on a per-client basis. This cookie is strictly necessary for Cloudflare's security features and cannot be turned off.
WooCommerce
We use WooCommerce as a shopping system. For cart and order processing 2 cookies will be stored: woocommerce_cart_hash & woocommerce_items_in_cart. This cookies are strictly necessary and can not be turned off.
Google analitico
We track anonymized user information to improve our website.
Google AdWords
Usamos Adwords para rastrear nuestras Conversiones a través de los clics de Google.
Facebook
Usamos Facebook para seguir las conexiones a los canales de redes sociales.
AdSense
We use Google AdSense to show online advertisements on our website.